NOTICIAS

Avance en la prevención de partos prematuros

Puerto Rico ha experimentado avances importantes en el control de los partos prematuros, gracias a una combinación de factores entre los que se destacan las campañas de monitoreo y educación a la población. Sin embargo, aún falta mucho por hacer.

La tasa local es del 11.4 % de todos los alumbramientos, superior a las de la mayoría de los estados. Esta tasa, no obstante, refleja una mejoría “dramática” con respecto a la que el país reflejaba entre 2007 y 2008, que llegó a alcanzar casi el 20 %.

Estados Unidos, por su parte, tiene la tasa de prematurez más alta de todos los países industrializados, con 9.9 %.

Los datos fueron presentados en el evento ‘Estrategias de prevención de nacimientos prematuros’, llevado a cabo en un hotel de Isla Verde. El mismo incluyó varias charlas educativas y la tradicional entrega de pancartas de la organización March of Dimes, que coauspició la actividad junto con la Asociación de Hospitales de Puerto Rico.

“Son tiempos difíciles”, expresó en sus palabras de introducción el licenciado Enrique Baquero, vicepresidente de Educación Continua de la Asociación de Hospitales. “Algunas personas no entienden que estamos moviéndonos de un modelo tradicional a uno innovador, no solo en el sistema de pago, sino en términos de la prestación de servicios”.

En este contexto, indicó, se debe analizar cuáles son los factores sociales que causan los nacimientos prematuros en Puerto Rico. “Pero los hospitales nunca han medido los determinantes sociales que afectan la salud. En cambio, March of Dimes está en la vanguardia en esta tarea”, dijo, reafirmando el apoyo de la Asociación de Hospitales a la misma.

Gabriela Gata, gerente de Proyectos de la Asociación de Hospitales, ofreció algunas estadísticas que reflejan la magnitud de la situación de los partos prematuros en el país. Según señaló, los partos entre las 37 y 39 semanas de gestación aumentaron de 19.7 % en 1990 a 28.9 % en el 2006. En cambio, para el 2012 se registró una reducción de 65 % en las inducciones y cesáreas electivas.

Añadió que, entre 2016 y 2018, la Asociación de Hospitales y March of Dimes desarrollaron un proyecto conjunto para monitorear y reportar las inducciones y cesáreas electivas, así como para implementar acciones de mejoramiento de calidad. Este proyecto se inscribió dentro de las iniciativas que la Asociación de Hospitales ha estado llevando a cabo en los últimos años como parte de los proyectos HEN (Health Engagement Network, o Red de Compromiso Hospitalario) y HIIN (Hospital Improvement Innovation Network, o Red de Innovación para el Mejoramiento de los Hospitales).

Por su parte, la doctora Lauren Lynch, presidenta del Comité de March of Dimes, subrayó la importancia de que cada paciente reciba un tratamiento óptimo durante su embarazo y presentó datos adicionales en la primera charla del evento ‘Prevención de partos prematuros’.

Las causas de los partos prematuros se dividen en tres categorías, precisó la especialista: un 45 % corresponde a partos espontáneos, un 25 % a roturas prematuras de membranas y el restante 30 % a partos indicados por razones médicas.

Los bebés nacidos prematuramente se exponen a serias condiciones de salud, dijo la doctora Lynch, tales como insuficiencias respiratorias, hemorragias intraventiculares, sepsis, apnea, ritmo cardiaco excesivamente lento y enterocolitis necrótica, una condición que causa la muerte parcial del intestino.

También se exponen a discapacidades a largo plazo, como perlesía cerebral, retardación mental, autismo y desórdenes emocionales, psicológicos y de comportamiento, entre otros.

Entre los factores de riesgo, la doctora mencionó que la madre sea de raza negra; bajo nivel socioeconómico o educativo; que el embarazo ocurra en la adolescencia; escaso intervalo entre un embarazo y el siguiente (menos de 18 meses) y bajo peso. Curiosamente, la obesidad actúa como un factor de protección. Asimismo, si el embarazo anterior concluyó de manera prematura, existe un 250 % de probabilidad de que esto vuelva a ocurrir.

Otros factores de riesgo que enumeró la especialista son el sangrado vaginal, volúmenes altos de líquido amniótico, anomalías uterinas, la existencia de un historial de cirugías cervicales, altos niveles de estrés, y el fumar.

“Pero la mayoría de las mujeres que tienen partos prematuros no muestran factores de riesgo”, enfatizó la doctora Lynch. “Se hacen sonogramas endovaginales para tratar de prevenirlos. Si se hace de manera abdominal no es confiable”.

La doctora hizo referencia a los tratamientos que se utilizan para prevenir los partos prematuros: la progesterona, el cerclaje (un tipo de sutura del cuello uterino), el uso de un pesario (dispositivo plástico que sostiene el útero), la implementación de políticas de prohibición o ‘hard stop’ y la utilización de aspirinas para evitar la preeclampsia.

Destacó de manera especial el uso de progesterona, que la compañía Vita Healthcare ofrece desde 2009 y que ha mostrado resultados muy positivos, con una ganancia promedio de cinco semanas y media de embarazo en mujeres que ya habían experimentado un parto prematuro. “La administración de este tratamiento en el hogar es la clave para su éxito”, recalcó.

Por: Rafael Vega Curry

COMPARTE

Deja un Comentario

Tu email no será publicado. Campos requeridos están marcados *

REVISTA

Edición Agosto 2021
TODAS LAS EDICIONES

RECIENTES

Celebran la Semana de los Hospitales con un Concierto via Facebook Live

Las investigaciones de CMS: Conoce quién te investiga y a qué te expones

Avance en la prevención de partos prematuros